Los poderes civiles no deben echar en “saco roto” que ante esa losa, y- sobre todo-la que hay en el otro lado de la Cruz, millones de españoles -vivos y muertos- hacen guardia en los luceros

 

El abad de la Orden Benedictina que custodia la Basílica del Valle de los Caídos, en un expresivo documento, no permite la entrada en dicha Basílica Menor a los que pretendan la exhumación de Franco; acción  que, ante la ausencia de aquiescencia familiar, consideran como profanación .

La actitud de los benedictinos, representantes de la soberanía del Estado Vaticano sobre la Basílica -que no sobre el resto del Valle de los Caídos- se contrapone a los acuerdos del actual gobierno de España, así como los del Poder Judicial.

Se trata, en suma, de un ”conflicto internacional”, en disputa de un territorio -minúsculo pero representativo- que los enfrenta.

Con la enseñanza de lejanos conflictos, resueltos en muchos casos, con el asalto a esos lugares vaticanos, con el incendio de sus patrimonios sagrado, cuando no con el asesinato y profanación de sus desarmados defensores, cabe esperar de la cordura y buena fe de ambas autoridades, así como de la indispensable participación de los familiares de Franco, absolutos propietarios de sus restos mortales.

Ante la losa de José Antonio, millones de españoles -vivos y muertos- hacen guardia en los luceros

Y ante el indeseado incremento del conflicto, los poderes civiles no deben echar en “saco roto” que ante esa losa, y- sobre todo-la que hay en el otro lado de la Cruz, millones de españoles -vivos y muertos- hacen guardia en los luceros.

Y que, en los pórticos, hay ángeles con espadas.

5 COMENTARIOS

  1. Los cristianos de España deben crear su propio reino confesional, gobernado por la jerarquía eclesiástica, con sus propias leyes y sus propios hombres de armas para imponer su voluntad, defender sus intereses y hacer frente a mangoneos por parte del estado pagano en España como este de la profanación de tumbas. Los creyentes en Dios deben dar de lado y abandonar el actual estado pagano en España. No deben formar parte de él, ni hacer caso a sus miembros, ni seguir sus leyes, que ya vemos que sólo sirven los intereses de la impiedad. Los creyentes deben tener su estado porque sólo a través de un estado se pueden perseguir de forma efectiva los intereses de una comunidad de personas, de una nación como es la cristiana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here