SPANISH ARMY - EJÉRCITO DE TIERRA (SEVILLA/ANDALUCÍA/ESPAÑA)

Según el coronel Camcho «se vive en España una situación insurreccional». Acaso por eso vuelve a sonar con fuerza una palabra:  Alerfa, una organización militar secreta frente a la pasividad de la cúpula del ejército

 

Estamos en el momento más difícil para poder seguir manteniendo el periodismo independiente, veraz y patriota de La Tribuna de España. Vamos ya camino de 3 años de existencia, plantando cara al adoctrinamiento y la falsedad en la información y soportando todo tipo de ataques de «las cloacas del Estado» y de los poderosos, y viviendo toda clase de penurias. Pero ahora La Tribuna de España podría desaparecer acosada por querellas y gastos judiciales. Necesitamos tu ayuda económica URGENTE si quieres que mantengamos este periodismo. Haz tu ingreso en la cuenta corriente
BANKIA

ES5420386206236000029281

 

Los militares llevan días esperando una intervención del Rey sobre la sublevación independentista de Cataluña que no se ha producido. Lejos de eso, se ha quitado del medio y, aprovechando los premios Príncipe de Asturias, ha hecho ua gira de tres días por el principado y después sea marchado a Japón.

El descontento en los cuarteles se palpa con sólo pisar sus patios y las conversaciones, en las salas de armas, giran todas en torno a lo mismo: España está ante una situación límite.

LNT lanuevatribuna.com y el malestar continúa en los cuarteles.

Una organización militar en la sombra (la primera que se conoce en los cuarenta últimos años) comienza a hacer sonar el ruido de sables bajo el misterioso nombre de Alerfa.

Vayan familiarizándose con este nombre que, en los cuarteles y salas de armas, ya empieza a formar parte de los corrillos, las conversaciones entre oficiales y jefes y los mensajes en los grupos de redes sociales de militares de España.

La situación de Cataluña es absolutamente insostenible

Pero volvamos a esa secreta organización militar que comienza a ganar, cada vez más adeptos, entre jefes y oficiales, tanto del ejército de tierra, como de la marina y de aviación.

El nombre tan misterioso, Alerfa, nos hace acudir a varios diccionarios hasta que encontramos la definición que podría ser la causante de la elección de este nombre. Alerfa: “en operaciones con aeronaves, palabra clave utilizada para designar una fase de alerta”. Y es que, según hemos podido conocer desde LNT lanuevatribuna.com, el origen, o al menos el principal grupo impulsor de esta organización militar secreta, nació, hace un par de años, en la Base Aérea de Zaragoza, extendiéndose rápidamente a las Unidades de Mando de Combate Aéreo de  Torrejón, Chinchilla, San Javier y Canarias y de ahí dio el salto a oficiales del ejército de tierra y de la armada.

Durante estos últimos días, desde LNT lanuevatribuna.com hemos hablado con diversos jefes y oficiales en activo (cuyos nombres, obviamente, no vamos a hacer públicos) hasta tener la seguridad de que Alerfa es una organización estructurada y no el deseo de un grupo de animosos soldados. Hemos mantenido conversaciones privadas, cibernéticas y telefónicas (obviamente desde teléfonos anónimos ya que tenemos el completo convencimiento, por una confidencia que nos ha llegado desde la propia policía, de que los teléfonos de los redactores y del director de este periódico se están siendo ilegalmente intervenidos). Nuestros interlocutores han sido, todos ellos, jefes y oficiales jóvenes: tres tenientes coroneles del ejército de tierra (dos de infantería y uno de caballería) y dos capitanes de fragata, cuatro comandantes del ejército de tierra (dos de infantería, uno de artillería y otro de intendencia), dos comandantes del ejército del aire y un capitán de corbeta y tres capitanes (uno de infantería, otro de intendencia y otro de la guardia civil), dos capitanes de aviación y un teniente de navío. Precisamente el capitán de la guardia civil ha sido nuestro principal contacto y quien nos ha introducido.

No ha sido mucha la información obtenida pero sí la suficiente como para sostener que Alerfa es un grupo real y dinámico que existe y que cada vez va cobrando más adeptos entre los militares descontentos con la deriva de la nación y la política de ascensos del ministerio de Defensa.

Hasta donde hemos podido conocer, Alerfa no cuenta con una jerarquía y se trata, sobre todo, de un grupo de opinión dentro de las Fuerzas Armadas; eso sí, un grupo de opinión de militares altamente cualificados, muchos de ellos, prácticamente todos, con experiencia en operaciones internacionales, con tropa a sus mandos y que, en algún momento, se han planteado pasar de la mera difusión de mensajes de descontento entre sus miembros a alguna acción contundente si la patria se encontrara ante una situación límite.

Coronel Manrique

El coronel Manrique ha manifestado que “antes que la disciplina está el honor, se dijo, y muy bien dicho, como resumen de la deontología no solo militar. España está antes que la Constitución del 78 y de la de La Pepa. Las leyes pueden ser inmorales e incluso antinaturales (y de eso hay muchos ejemplos hoy en día) y lo mismo las órdenes, siendo, por lo tanto, incumplibles moralmente. Y no digo nada que ningún insumiso demócrata no entienda. Incluso muchos de nosotros, no solo militares, y pienso en muchísimos obispos, tenemos el deber moral insuperable de cumplir el 4º Mandamiento (del que emana el patriotismo) y el juramento solemne”.

General Piñar

El general Piñar decía hace dos años a La Tribuna de Cartagena: “Yo no soy ningún representante del Ejército, yo soy un general retirado sin ninguna responsabilidad en las Fuerzas Armadas. Los ejércitos han sido anulados completamente, la institución militar ha sido cambiada en muchos aspectos negativos, el artículo VIII de la Constitución Española no se ha desarrollado en absoluto, se ha hecho todo lo posible para que las Fuerzas Armadas no puedan cumplir con su misión.Pero todavía quedan oficiales y suboficiales, eso que forma parte del pueblo español del que les hablaba y donde se encuentra la única solución que veo, pero no dirigidos pos sus jefes porque el ejército, como institución, está totalmente anulado. Pero sí puede haber una movilización del pueblo militar, es decir de la tropa, de los suboficiales y de los oficiales (como ha pasado en otras épocas de España). Los mandos intermedios tienen muchas posibilidades que no necesariamente sea desobedecimiento de las órdenes recibidas, se puede presionar desde la base del Ejército a los mandos porque, no lo olviden, hay unos mandos más dispuestos a cumplir su juramento con la patria que otros. Un regimiento no funcionan sin los capitanes, no sólo es el coronel el que lo manda; una brigada no es solo el general el que la manda, son los jefes de la brigada los que de alguna manera pesan, y dentro de una compañía los oficiales y los suboficiales tienen un peso enorme, porque sin el respaldo de la base no se podrían tomar decisiones con el ánimo que se tienen que tomar en estos momentos”.

General Monzón

También, en el reportaje que publicaba hace dos años nuestra original La Tribuna de Cartagena, el general Fernández-Monzón afirmaba que “cuando se elaboró la Constitución del 78, también se contempló un “documento denominado S.A.M.” (Supuesto Anticonstitucional Máximo) que recoge los deberes y obligaciones en el caso de producirse la rebeldía de una de las regiones. Pero es que, además, las Fuerzas Armadas (FF.AA.), según el artículo 8 de la Constitución, tienen perfectamente definidas sus obligaciones. Si la actuación es en defensa de la unidad territorial de la patria y de la legalidad vigente, cualquier actuación militar estaría –a mi juicio- sobradamente legitimada contara, o no, con el apoyo explícito de sus mandos”. Y nos recuerda el general Monzón: “El 18 de julio de 1936, de todos los generales, no se sublevó ninguno. Jefes y oficiales tienen mucho que decir todavía… Cada cual habrá de asumir su responsabilidad para con la patria y para con la historia. La Constitución española está clarísima. Para mí, el Artículo 116 de la Constitución lo regula todo. Y no creo que dé para interpretaciones personales. El texto constitucional es meridianamente claro. Muchos compañeros de armas tienen una actitud servil cuando están en activo y otra muy diferente cuando son destinados a la Escala B”.

Sin embargo lo más importante lo encontramos en lo manifestado ayer por el coronel Camacho ya que (frente a los militares anteriormente citados, considerados los tres como del ala más «franquista» del Ejéricito), Diego Camacho (exagente del CESID) se trata de un militar que siempre se ha mostrado constitucionalista.

Coronel Diego Camacho

Así las cosas, el coronel Diego Camacho (un militar absolutamente contrario a los considerados «golpistas» y que siempre se ha caracterizado por su adhesión a la Constitución) publicaba ayer en LNT lanuevatribuna.com:

“El ambiente político, de este otoño de 2019, es muy preocupante y con evidente posibilidad de empeorar. En Cataluña el secesionismo imperante, se ve agudizado por las acciones rebeldes del gobierno y la asamblea de la Comunidad Autónoma con la complicidad vergonzante del gobierno central y el partido, que lo sustenta en funciones. No incluyo a los más altos tribunales, TS y TC, al ser estos apéndices del poder ejecutivo y por consiguiente sin poder de control sobre los otros dos poderes que configuran el Estado”.

En un artículo que conviene analizar palabra por palabra, el exagente del CESID Diego Camacho manifestaba:

“Se vive en España una situación insurreccional puesto que la situación catalana corre el riesgo de extenderse por otras Comunidades. El gobierno que oscila entre la debilidad y el pánico ha optado por unirse a la situación predominante como si con ello se garantizara su permanencia en el Poder y la estabilidad política. El mantenimiento del orden público es la primera obligación de cualquier gobierno, sin él no puede preservarse el orden constitucional. Para restituirlo es necesario actuar y por esa pasividad es por lo que he tildado a Pedro Sánchez, como principal responsable, de cómplice de lo que se está padeciendo en Cataluña”.

“Se hace urgente recuperar el orden constitucional, aunque no pueda contarse con el gobierno en funciones. Tenía la posibilidad de utilizar los mecanismos que la CE le ofrece el artículo 155 y que ya se empleó cobardemente por el gobierno anterior, con la sola finalidad de convocar elecciones, pero sin resolver la raíz del problema. También tenía el artículo 116 que contempla el estado de alarma, excepción y sitio. Este artículo combinado con el 155 o sin necesidad de él, hubieran bastado para resolver el problema de una manera política, son dos artículos de la CE para solventar situaciones ilegales y preservar la soberanía del pueblo español”.

Si el gobierno falla, como es el caso, no debemos permitir que la nación española desaparezca. Para evitarlo tenemos todavía un recurso constitucional que permite entablar la lucha desde la legalidad y también desde la legitimidad. Me estoy refiriendo al artículo 8º de la CE. “Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”. Este artículo está en la parte dogmática de la CE, lo que significa que es un mandato directo de los constituyentes a las Fuerzas Armadas”.

Habrá que esperar porque este fin de semana se prevé “movido” en Cataluña.

3 COMENTARIOS

  1. La situación actual es de suponer que alarme tanto dentro como fuera de los cuarteles. Que la tropa y marinería, incluyendo hasta la mayoría de los jefes, esté frunciendo el ceño, no le capacita para absolutamente ninguna acción militar. Sin el liderazgo de algunos generales, no se puede llevar nada a término. Y los generales, ya les hemos oído con ocasión de la profanación de quien fue su Generalísimo. Su grito ha sido unánime: » «.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here