Por Jesús Bermejo Villar

El único que debía su mandato a una victoria electoral democrática con 17 millones de votos el 5 de marzo de 1933, era el ausente. 

 

 

 

Estamos en el momento más difícil para poder seguir manteniendo el periodismo independiente, veraz y patriota de La Tribuna de España. Vamos ya camino de 3 años de existencia, plantando cara al adoctrinamiento y la falsedad en la información y soportando todo tipo de ataques de «las cloacas del Estado» y de los poderosos, y viviendo toda clase de penurias. Pero ahora La Tribuna de España podría desaparecer acosada por querellas y gastos judiciales. Necesitamos tu ayuda económica URGENTE si quieres que mantengamos este periodismo. Haz tu ingreso en la cuenta corriente
BANKIA

ES5420386206236000029281

 

Cercanos estamos, apenas a unas horas, del gran circo de la democracia. De la gran fiesta, según ellos, de la libertad. El día de la masa dormida, despertada durante tres semanas de campañas furibundas para cambiar al títere de turno. Un títere elegido por la “mass mierda”, que en realidad es la que se toma el derecho a decidir quién tiene voz y quien no la tiene. Verdes, azules, morados, naranjas…. Usted tiene a su disposición un gran abanico de colores con los que saciar su sed democrática, mejor dicho, olocrática. El mismísimo Lenin la definió de la siguiente forma: “la democracia es la forma de gobierno para cambiar de tirano cada 4 años”. No seré yo quien le juzgue. Sin jugar a ser eruditos, ni la necesidad de ir a “Salamanca” (que siempre dice mi padre), la masa siempre representa la ignorancia. Unas pocas mentes pensadoras, disidentes, son las que cambian el devenir de las épocas. Firmemente creo que estamos en esta línea. Pocos, pero atrevidos, sin miedo, cabalgando el tigre en el más bonito de los paraísos terrenales, la marginalidad, bendita marginalidad. Prefiero morir y llorar con los míos, que sonreír con un hedonismo superficial.

¿Cómo tienes el atrevimiento y la desvergüenza de no ser demócrata? No sólo no soy demócrata, sino que tampoco soy liberal, ni sufragista ni materialista. Mejor catalóguenme como un antisistema de corte y confección. Un manantial en el desierto, una enfermedad sin cura, un kamikaze ante su primer día de vida inmortal. Pero si usted quiere razones gustosamente se las daré. Y sin costo para mayor de sus sorpresas.

La democracia lejos de solventar los problemas del pueblo, los acrecienta. Moralmente, socialmente, económicamente…. Lejos queda aquella juventud ligada a su terruño, que recorría el surco a golpe de azadón con las gotas de sudor de compañeras de viaje, su descanso era el rezo y su alegría era la familia. Hombres fuertes, desalineados, incansables, en continua conexión con la madre naturaleza en contra de la juventud postmoderna. Cambió el terruño por la discoteca, el azadón por el porno y la familia por un BMW de segunda mano. Una juventud sin principios, sin valores ni modales, sin futuro y sin alegría. Una generación incapaz de escapar a los dogmas políticamente correctos, de esclavos con mentes alineadas y fabricados en serie, porque reconozcamos, que pensar por uno mismo siempre es más arduo que te pongan los pensamientos encima de la mesa y comas hasta que vomites.

Una sociedad democrática que no sólo no busca la superación del hombre, sino que busca la igualdad con el ignorante. La subasta al precio menor sin baja temeraria dando como resultado una muchedumbre sin raíces, mestiza, que vive de ayudas como auténticos vagabundos, sin ganarse el pan a base de uno de los bienes más preciados y trascendentes, el trabajo. Un trabajo realizado por minorías en peligro de extinción, a las que se las inunda a impuestos y, en algunos casos, tirando al mar su género para mantener los precios. La democracia consiste en llevarse las grandes empresas a países tercermundistas para abaratar mano de obra y volver a traer el producto a países desarrollados para que compren ese mismo producto los mismos que dejaste en paro. Un tsunami económico que no será capaz de dar de comer a su cada vez más extensa población. Una democracia que vio su luz después de la segunda guerra mundial pero dispuestos a usar la verdad como arma, causa única de la aparición de LNT y con la verdadera libertad de la que disponemos los que escribimos en este espacio los hechos son los siguientes:

La victoria democrática era festejada por los vencedores sobre Adolf Hitler.

Truman no había sido votado por el pueblo americano y había alcanzado la presidencia de los Estados Unidos porque murió Roosevelt, que era el presidente, próximo al fin de la guerra.

Churchill había llegado al cargo de primer ministro gracias a una maniobra “de pasillos”, pero el pueblo británico tampoco le votó.

Stalin, había impuesto una violenta dictadura comunista a su propia nación rusa.

Chiang-Kai-Chek debía su mandato a una revuelta militar que implantó la República en China.

De Gaulle nunca ganó unas elecciones. Las dos veces que llegó al poder fue detrás de tanques, de los angloamericanos primero y de los generales sublevados en Argel el 13 de mayo de 1958, después.

Pero el único que debía su mandato a una victoria electoral democrática con 17 millones de votos el 5 de marzo de 1933, era el ausente. El gran ausente Adolf Hitler.

Bonita estampa para el recuerdo la foto de la conferencia de Yalta. De aquellos barros, estos lodos. Pónganse guapos, como en fiestas de guardar, hagan alarde de sus mejores galas y siéntanse revolucionarios por 5 minutos ejerciendo su derecho a voto. No le pedirán requisitos, solo le pedirán su papeleta…  y su silencio.

 

2 COMENTARIOS

  1. Es una perspectiva, un enfoque muy acertado. Otra entre tantas de las contradicciones del ser humano, que queda demostrada. Masivamente. También un análogo ejemplo de de la realidad actual, donde una gran mayoría cree estar luchando contra algo y por algo, que termina siendo ni una cosa ni la otra. Es la era de la mentira la que cerró el siglo XX, cómo prólogo y vaticínio de lo que viviríamos en este principio del siglo XXI.

    Ojala que el dolor que tengamos que padecer por dejarnos embaucar, sirva de razón a las siguientes generaciones para que comprendar que deben enfocar mejor su futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here